27 de febrero de 2009

Que bueno es charlar con amigos, pero digo charlar de verdad, conversar, intercambiar pensamientos y reflexiones. Y después de eso, sentir durante un tiempo los efectos de esa charla, rememorarla, y pensar, quizás, en otras posibles derivaciones, a dónde habríamos llegado en el caso de haber dicho alguna otra cosa diferente, o hecho algún comentario más. O quizás, qué no dije, y eso no dicho se me ocurre después, como si la charla hubiera seguido en el espacio y en el tiempo.

Conversación de las buenas que no se agota, que excelente oportunidad para pensar...


Hablando hace poco con un viejo amigo, yo le decía que una suma de diferencias entre dos personas, podía hacer que su amistad se desvaneciera, a pesar de años de historia compartida. El, con un buen y auténtico ánimo conciliatorio, me contestó que las diferencias podían ser buenas para alimentar una amistad, y que a veces gente con la que él no tiene casi nada en común, a la cual vé en pocas ocasiones, sigue siendo a lo largo de los años, buena amiga.

De hecho puedo compartir esa idea ya que es mi caso también. Creo que incluso uno está lejos de algunas personas queridas y por eso no tiene cosas en común. Pero en el fondo la esencia se comparte y la amistad sobrevive siempre.

Mantener una especie de amistad donde los silencios son más grandes que los acuerdos, las ideas se esconden para evitar posibles choques, los sentimientos se acallan la mayor parte del tiempo, no es lo que pondero.





21 de febrero de 2009

DICEN por ahí que las personas hacemos los blog para evitar ir al psicólogo...

Lo que yo pretendo de "El opinódromo" es que sea, como la etimología de la palabra lo indica (mitad inventada, mitad real), como una pista de carrera para opinadores compulsivos.







La propuesta está basada en que todos opinamos interiormente sobre todo, aunque algunos nos guardemos los pensamientos muchas más veces de lo que nos haría bien. Esto me lleva a confesar que sí pretendo hacer psicología casera con el blog, ya que necesito hacer el ejercicio de tirar ideas, y de que amigos y desconocidos que deseen ejercitarse conmigo, se tomen de mis ideas (y otras yerbas que puedan ir apareciendo), y las hagan pedacitos si así lo prefieren, pero que OPINEN POR FAVOOOORRRRR.

EN SUS PUESTOS, LISTOS... ¡YAAAAA!!!!