30 de marzo de 2009

2 DE ABRIL - Los últimos colonos argentinos

"Día del veterano y de los caídos en la guerra de Malvinas"...

Me estuve preguntando si éste feriado sería de "primera" o de "segunda", ya que en nuestra Argentina tenemos de las dos categorías. Con una búsqueda rápida en Google me enteré de que es inamovible desde junio de 2006, y me sentí bien porque pensé que no lo era.
Quiero aclarar que yo soy de las que esperan los feriados con ansias, (muchos dicen que son malos para el país, yo digo que son buenos para descansar el espíritu), y el hecho de que algunos sean "móviles" me posibiltó durante muchos años (que fueron laborales para mí) el poder viajar a Córdoba o a Santa Fé a visitar a mis familiares.
Pero me pregunto con insistencia y sin respuesta: ¿Con qué criterio se clasifican a los feriados que son "vacacionables" y los que no? ¿Acaso San Martín o Belgrano no están en la "primera" de nuestra historia?
Uf, con Google no se encuentran respuestas a esas preguntas.
Así y todo yo creo que: o todos los feriados nacionales deberían ser móviles, o ninguno. Y más parece razonable lo último, mal que le pase a mis fines de semana largos...

Pero volvamos al 2 de abril, que ya se avecina, y que será feriado el jueves como corresponde.
Como ya todos por aquí sabemos, ese día del año 1982 las tropas argentinas desembarcaron en Las Malvinas pretendiendo restablecer así nuestra soberanía sobre ellas, desplazando a los ingleses.
Yendo bastante más atrás en el tiempo, y llegando al fin al tema al que aludo en el título, quisiera recordar a los últimos argentinos en residir en las islas cuando éstas aún eran parte del territorio nacional.
Un grupo de colonos de variados origenes que se animaron a pelearle al frío y a la lejanía, se instalaron allí en 1829 con el fin de criar ganado (vacuno y bovino), pescar, poner en funcionamiento un saladero para luego exportar carne a Brasil, sembrar vegetales y cereales para consumo propio, desarrollando a la par varias tareas más.
Transplantaron especies desde las otras islas y desde el continente, aprovechando la fertilidad propia de la abundante turba del lugar. Con la madera recogida en la Isla de los Estados y piedra, levantaron sus hogares (preparativos éste y otros que les tomaron años antes de la llegada de las flias.), hornearon pan, bebieron agua de manantial, abundante mate, y licores (a la usanza de la época), no tuvieron iglesia ni cura (a pesar de pedirlo nunca se lo enviaron desde Bs. As.), pero sí convivieron los rituales de los habitantes de raza negra con las costumbres cristianas de los patrones. Tampoco tuvieron médico estable. Marineros amigos y también enemigos recalaron en la "pulpería" para embriagarse con ginebra los locales, con cerveza los foráneos.
Y fundamentalmente hubo familias, hombres-mujeres-niños, viviendo en armonía y con grandes ansias de superación, hasta 1.931, año en que los gobernandores - inversionistas de las islas
debieron escoltar barcos piratas (de bandera norteamericana e inglesa) hacia Buenos Aires, para nunca más volver. Dichos barcos se encontraban pescando en aguas territoriales sin permiso y sin avenirse a pagar el cánon correspondiente, tarea de la cual debían hacerse cargo de hacer cumplir los mismos colonos... ya que el gobierno nacional no mandaba flotas que se encargaran de hacerlo.
Llegando entonces al continente, los norteamericanos eludieron a la justicia allí también, y aprovechando la crisis diplomática que se genera, envían una misión a Las Malvinas contra los "piratas" argentinos que allí quedaron trabajando y a la espera del regreso de la familia gobernadora. Los encargados de llevar adelante tal misión, destruyen casas, saquean, matan ganado, toman prisioneros, todo con el fin de seguir pescando de manera ilegal en la zona, aunque sin interesarse en sí por las islas.
Este hecho desencadenó una serie de sucesos funestos que derivan en la toma de Las Malvinas por parte de la fragata inglesa Clío, el 2 de enero de 1.833, fecha desde la cual los ingleses detentan la soberanía sobre las islas, a pesar de que sus colonos llegaron a instalarse allí mucho tiempo después.
La familia de "patriotas" que gobernó en nombre de la República Argentina por última vez en Las Malvinas se apellidaba Vernet y Sáez. Perdieron todo su esfuerzo humano y todo su capital debido a la falta de interés político por conservar la soberanía en las islas. (Cabe recordar que ésto ocurrió durante la presidencia de Rosas, y siguió ocurriendo durante la de fulano, y mengano y zutano, hasta llegar al día de hoy... que todavía seguimos reclamando soberanía y anhelando ver flamear en las Malvinas nuestra hermosa bandera celeste y blanca, en honor a todos los que lucharon por ESE LEJANO SUELO ARGENTINO)

*A quienes les interese conocer más sobre la vida de estos colonos argentinos en las islas, y el por qué las perdimos, recomiendo que lean el libro que he tomado como fuente, llamado:
"NOSTALGIAS DE MALVINAS"
escrito por Silvia Plager y Elsa Fraga Vidal.

6 comentarios:

gerardo dijo...

Sumamente jugoso lo escrito, creo hay mucho para desglosar y refleccionar.Esperemos sepamos darle valor los argentinos a muchas cosas que dejamos olvidaddas en esta joven historia de casi 200 años.
Que pronto la celeste y blanca, flamee bien alto, alla en esas tierras sureñas cobijando el honor de nuestros muchachos.

Lauri dijo...

Gracias Chini por el comentario...¡y sobre todo por la hora en que te pusiste a leer! jajaja!
Hoy es un día lluvioso y gris, justo, justo, para recordar a los jóvenes que pasaron a formar parte de la triste historia de la guerra de Malvinas, y para no olvidarlos...

julio dijo...

Aquí en España, antes de este periodo democrático que vivimos, las fiestas eran inamoviles per sécula seculorum. Ahora con el
estado de las Autonomías que disfrutamos, cada Comunidad tiene las suyas y uno ya se pierde.

Pues nada que tengas muchos feriados móviles :)

Un abrazo

PD: He respondido a tu comentario a mi post por mail

maría magdalena gabetta dijo...

Por suerte y aunque nos pese a los que gustamos de un feriado largo, éste es inamovible y creo que los muchachos se lo merecen. Muy bueno tu relato sobre los primeros colonos, algo había leído hace bastante y me lo trajiste a la memoria. Un abrazo. Magda

Estrella Altair dijo...

Hola Lauri, que curioso, no tenía ni idea de esta historia de la Malvinas y de los colonos Argentinos, ni de su querencia...

Lo de los feriados, pues estoy de acuerdo contigo en que sobre todo sirven para sobrevir en un mundo muy estresado y puedes aprovechar para volver a la tierra natal.

En cuanto a la movilidad.. pues como que no me lo cuestiono mucho... como te han dicho aquí con tanto gobiernos autónomico... no sabe una a que atenerse y sobre todo lo que si sabemos de esos gobiernos autonómicos es que gastan mucho dinero y duplican los cargos en las administraciones... en fin no quiero meterme en política... que ... ja, ja, ja, me pierdo..

Besos

Lauri dijo...

Bueno, realmente me es muy grato encontrarme con sus comentarios después de unos días con la compu en arreglo. Lo que me da gran satisfacción es aprender algo nuevo leyéndolos, y espero que para uds. también sea provechoso algo de lo que cuento, tanto para quienes sabían la historia como para los que no.
¡Mis cariños a todos!