17 de abril de 2009

Ojo con la fracesita...

..."Yo soy así... para bien y para mal..."
Hace poco me enrostraron esta frase, y como si ella tuviera vida propia, quise cazarla del pescuezo.
Lamentablemente sigue suelta, y se la ve demasiado por ahí. Muchos se la apropian, y se escudan bajo su aparente inocencia, en su liviandad. "Tomálo o dejálo". "Si te gusta o no te gusta... me dá igual"
Creo que el primer paso para cambiar un rasgo negativo de nuestra personalidad, es reconocerlo, enfrentarlo, y ahora podría, sí que puedo, tomarlo del pescuezo, y samarrearlo hasta que caiga, vencido, quebrado, hecho trizas, y que desaparezca, para que al fin, a nadie, ni a mí misma, le sea para mal.

11 comentarios:

J. L. Maldonado dijo...

Lauri, gracias por tu lectura y disculpa la siguiente expresión: estamos jodidos en esto países. Tengo amigos argentinos que también me cuentan las barbaridades que se dan al sur.
En todo caso y volviendo a tu texto, estoy de acuerdo contigo en acabar con esa posición acomoditicia de muchos que se escudan en las frases que dices. A veces no se sabe si tomar por el pescuezo a las simples palabras o a quien las dice. Saludos.

Esteban Dublín dijo...

Hola, Lauri, encantado de que te hayas pasado a escuchar los cuentitos. Ellos siempre te recibirán encantados.

Un saludo a Argentina desde Colombia.

Johan Bush Walls dijo...

Se da mucho en los blogs, cuando alguién hace un comentario en contra de lo que el autor escribe, entonces dicen: Si no te gusta lo que ves aquí te podés largar a otro blog.

En fin, que viva la libertad de expresarse.

Salú pue.

Lauri dijo...

J.L.: Me parece que me la agarré con la frase porque si no tendría que andar ahorcando gente muy seguido, ja,ja,ja! Pero en fin, lo que me molesta realmente es la falta de voluntad de cambio de las personas, aún reconociendo lo que deberían cambiar. En mi caso, al menos, ¡trato! y espero que no ande nadie por ahí con ganas de apretarme el cuello...
Del otro tema, es muy lamentable lo de la inseguridad y lo que te ha tocado pasar.
Estéban: Me encantaron los cuentos, muy, muy, buenos.
Johan: Sobre la libertad de expresarse pretendo que sea el espíritu de este blog. ¡Aquí se aceptan todas las opiniones!

¡Gracias por pasar a visitar el blog! ¡Me pone muy contenta!

julio dijo...

Si el ser así es para mal, ya sea para uno mismo o para los demás, estoy de acuerdo contigo en que no estaría mal reconocerlo y hacer todo lo posible que todo fuera para bien :)

Un abrazo

Estrella Altair dijo...

Hola Lauri, recien acabo de leer en tus datos personales que tienese una hijita de 11 meses... !que suerte!... me encantan los bebes... disfrutaló... !a tope!!..

Mi bebe mas pequeño, tiene ya 12 añitos.... y ha pasado tan rápido el tiempo..

Bueno con respecto al post...la frase se las trae... es lapidaria, de esas que se niegan al cambio... a la evolución... a la mejora... a la posibilidad... de entendimiento..

Ahora por acá se lleva mucho esa de "pues denunciame"....

En fin.. son gentes las que las dicen de las que conviene alejarse, y cuanto antes.

Besos

Lauri dijo...

Gracias Julio por pasar a visitar el blog. ¡Tus comentarios son esperados!
Y lo mismo vá para Estrella, cuya opinión sobre alejarse de los "portadores" de la frase, es totalmente la indicada, y con lo que estoy muy de acuerdo.
¡Cariños!

Maricel dijo...

Creo que hay un dejo de "no hacernos cargo" escondida en esa frase, como si no hubiera nada que revisar nunca, y al mismo tiempo hay una verdad absoluta que es lo que somos en escencia contra lo que no se puede pelear. Es decir no hacernos cargo de tal vez estar equivocándonos en algo y no hacernos cargo de que, en efecto, el otro siempre será lo que es o no será nada. Habrá que tener cuidado cuándo,cómo y con quién se usa la frasecita, la forma depende del fondo, siempre.
...y no es saludable eso de tratar de andar cambiando gente por ahí, laburo bastante desgastante por cierto. El cambio empieza en uno y te aseguro que sin quererlo contagia a los demás.

por qué tanto enojo amiga ?...

Besos gringa!

Lauri dijo...

¡Hola, Maricelin! Como bien decís, andar cambiando a la gente no es saludable, ni muy posible que digamos, ni justo para el otro, que cambiará si tiene ganas, si le parece, y en lo que "le" parezca que tiene que cambiar. Lo que enoja es que cuando te dicen algo así no significa precisamente..."queréme como soy"... y por cierto, vos me conocés, sabés que si en lugar de escribir estuviera charlando, ¡tendría el puño cerrado y en ademán de protesta! Me gusta enfatizar, como diría Gerardo,jaja!
Muy buena reflexión la de "el cambio empieza en uno..."
Te quiero mucho, piba.

Maricel dijo...

Che, la imagen de cazar del pescuezo a una frase es mortal! ya te estoy viendo dibujada...jajaja, Resurgió mi escritora favorita !!!

Lauri dijo...

Eh! Recién termino de escribirte mail y me encuentro con tu comentario! Y dále, dibujá nomás, que lo subimos al opinódromo, con tu permiso eh?
Y gracias por lo de "escritora", ¿no me quedará grande, che?, y por lo de favorita ni te digo... Desde aquí espero hacerle honor al halagazo...