29 de agosto de 2009

Arboles


Hoy es el día del árbol, y como me gustan tanto, hago desde aquí mi pequeño homenaje escrito (el homenaje práctico lo vengo realizando desde hace tiempo, sembrando y plantando en tierra varios ejemplares)
Les cuento un poquito para quienes no lo conozcan, de la existencia de un árbol denominado fósil viviente, por remontarse su origen a doscientos setenta millones de años atrás: el "Ginkgo biloba". Unico en su especie, ha sobrevivido a tantas situaciones como no podemos imaginar a lo largo de semejante cantidad de años, incluso recientemente en su historia, algunos ejemplares subsistieron luego de la explosión de la bomba atómica en Hiroshima.
Se destacan sus propiedades benéficas en el uso medicinal. De sus hojas se extraen "polvitos mágicos" que ayudan a desacelerar el envejecimiento de las células, entre otras cosillas más. ¿Será por eso que él mismo goza de una llamativa longevidad? Se dice que hay algunos de ellos que han llegado a cumplir... ¡dos mil quinientos años!
Y claro, imposible no decirlo, el ginkgo es uno de los árboles más bellos que, con sus hojas de forma tan particular, de un amarillo maravilloso en la época otoñal, y con su presencia imponente y a la vez tan delicado al mirarlo de cerca, nos adorna las calles, plazas y jardines de la ciudad.
Hoy en el "Día del árbol", presten atención, y sientan y perciban con los sentidos muy atentos, la presencia de nuestros compañeros silenciosos. Seguramente, respirando hondo bajo cualquiera de ellos, se sentirán muy bien...

Mi profesor de arboricultura, el ing.Vinelli, decía: "El verdadero conocedor de las especies de árboles, reconoce de cuál se trata aún cuando estén sin hojas, observando sólo la corteza".
Y si llevamos esto al plano de las personas, podríamos preguntarnos si somos de los que se sirven sólo del "afuera" para mirar a los demás, o somos de los que "vemos" un poco más allá...

.

8 de agosto de 2009

Microcuento

Aquí les dejo otro cuentito. Surgió a partir de una consigna dentro de un grupo de "microcuentistas". El tema, libre, aunque debían incluírse las palabras: "gruta- lienzo-manantial-azul"


EL ASCETA


Entró a la gruta con la firme intención de lavar sus pecados.
Despojado de sus vestimentas, solo traía un lienzo a manera de taparrabos.
Pensaba purificarse dejando de lado todos los alimentos; sobreviviría bebiendo del agua pura del manantial. La atmósfera azul conferida al ambiente por las paredes de piedra circundantes, le ayudaría a concentrarse en lo único importante.
Pasado cierto tiempo, consideró que ya estaba listo para salir del encierro autoimpuesto, y así lo hizo, con gran esfuerzo.
Lo que vió lo llenó de desconcierto: el mundo que había dejado, ya no era el mismo ante sus ojos gastados. Con resignación, volvió a internarse en su gruta, para nunca más salir.


El ascetismo tiene su origen en Oriente, hace miles de años. Su práctica en Occidente comenzó en Grecia, y fue adoptado por diversas religiones en todo el mundo.
El microrrelato que precede esta brevísima reseña, expresa lo que pienso del mismo. Quizás algún comedido lector tenga interés de dejar su opinión por estos lados...