13 de julio de 2011

Deseo

Quizás le temo a la muerte... y es porque amo la vida...
Y no es que tema volver a ser tierra, porque de allí provengo, si no que este juego increíble en donde estamos inmersos, como piezas en un tablero tan
hermoso como incierto, con justicias o injusticias (qué más da, así es el juego), me cautiva, me obnubila, me hace aferrar a lo que quiero, me hace amar cada vez más a los que amo, me hace desear con el alma que cada segundo sea eterno...

15 comentarios:

SIL dijo...

Qué texto más profundo,
tan breve y tan intenso !!

Qué paradoja es la vida, que sin la muerte no valdría nada, Lauri.

Un beso más que grande.

SIL

Expediente X dijo...

La vida... la muerte, todo es un Expediente X. Saludos de Javi y beso para Lauri>_-

Carlos Galeon dijo...

Amar la vida y amarse a uno mismo son formas de aprender a amar lo que nos rodea, y amar a los demás. Muy hermosa y profunda tu manera de pensar.
Saludos, y un abrazo.

Silvia Cristina dijo...

Hola Lauri...Gracias por tu visita...
Siempre paso por tu lugar...pero no siempre...dejo comentario!!!!

Que lindo texto....Siii...sabemos que existe la muerte...por eso mismo celebremos la vida plenamente...y valoremos las pequeñas cosas de todos los dias!!!!

Un fuerte abrazo

Silvia Cristina

Pluma Roja dijo...

Hola Lauri vine a conocerte, y me encuentro con este interesante blog. te sigo.

Gracias por tu visita.

Muchos besos.

Lidia M. Domes dijo...

Hola Lauri!

El tema de desapegarse es algo que no es muy comprendido y que da para lasgas charlas... desapegarse, para mi, no es en absoluto dejar de amar... todo lo contrario, es amar de forma más pura, sin condiciones. Por eso para nosotros es tan difícil!!!!

Un fuerte abrazo!

Lauri dijo...

Sil:
Por qué será que tenemos que recurrir a esta paradoja para apreciar la vida...
Gracias por estar presente siempre.

Expediente X:
Y sí, tuviste el pié para tus palabras justas, jaja!!!! Es así... Beso!!!

Carlos:
Gracias por tus palabras. Esta forma de pensar está rondando mi cabeza desde hace un tiempo, antes no pensaba en la muerte, al menos no de la manera en que lo hago ahora. Pero la verdad es que espero evolucionar en mi pensamiento, no me deja muy tranquila este apego mío a la vida, sabiendo que la muerte es y existe...
¡Hasta pronto!

Silvia Cristina:
Estamos de acuerdo, en las pequeñas cosas está el secreto de la felicidad.
¡Un beso!

Pluma Roja:
Gracias por dejar tu comentario devolverme la visita. ¡Y por lo de llamar a mi blog "interesante"! Lo tomo como un halago y como incentivo para seguir escribiendo.
¡Nos vemos!

Lidia:
Que lindo leerte... Hace tiempo que no te veía por tu blog o el nuestro de huertos.
Me imagino por lo que mostrás con tus palabras que efectivamente tendrías mucho para decirme sobre este tema, controvertido y remanido en la historia de la humanidad. Pero por más que todos, absolutamente todos los seres humanos pasemos por el mismo ciclo de la vida y la muerte, cada uno de nosotros seguramente lo pasemos con incertidumbres propias, y cambiantes a lo largo de la vida, ¿no? Es bueno conocer distintas miradas para que prevalezca de entre todas la del amor por siempre.
¡Cariños!

Sara dijo...

Temo a la muerte y es porque amo la vida...que gran verdad! y todos tenemos el deber y la obligación de vivirla a tope y de hacersela feliz a nuestros semejantes.
Un placer volver por aquí Lauri, te dejo mi abrazotedecisivo

Lauri dijo...

Sara:
Estoy bastante segura de que la vivís a tope, y que hacés feliz a tus compañeros de camino...¡basta ver tus fotos para darse cuenta de ello!
Gracias por visitarme de nuevo.
¡Cariños!

Estrella Altair dijo...

Es increíble como la vida se vuelve sobre si misma y se aferra a la belleza, al amor, a la bondad, para seguir adelante, mas allá incluso de la muerte.

Un besazo querida Lauri, un placer tenerte siempre cerca..

Lauri dijo...

Estrella:
"Más allá incluso de la muerte..." "La vida se vuelve sobre sí misma..." Me quedo con estas dos frases, que encierran mucho de lo que siento...
Gracias, amiga, el placer es mío...
¡Un besazo para vos también!

Pluma Roja dijo...

Paso de nuevo a desearte un feliz inicio de semana. Agrego algo: No creo que sea miedo a la muerte si supiéramos con certeza hacia dónde nos dirigimos, quizás nos aferraríamos menos a la vida. Creo que es apego.

Besos Lauri.

Hasta pronto.

Estrella Altair dijo...

Hola querida Lauri... vengo a dejarte un besazo y volver a leer tu texto que es tan cierto..

bendita vida.. que nos alumbra cada día..

besossss

Fran dijo...

Hola lauri, si eta vida te gusta, lo que viene después te va a gustar más.
A mi me parece interesante la experiencia de María Vallejo Nájera, una periodista española:
http://www.youtube.com/watch?v=8y64vBKfTcw

La abuela frescotona dijo...

a todos nos llega el momento del despojo, y es cuando casi naturalmente vamos dejando en el camino esas cosas que en algun momento nos parecieron imprescindible, y ya no nos"caben" en le mente, el agotamiento de los ciclos vitales va siendo ocupados por lo trascendente, saludos de amistad