6 de junio de 2012

Hoy opina: Umberto Eco

Leyendo en mi mail un boletín sobre críticas de cuentos infantiles, me encontré con la oración "Tenía que devolver un libro, y al tocarlo recordé...". Dicha oración me pareció fantástica, o mejor dicho, me pareció fantástico el hecho de que tocar un libro te pueda generar algo, en este caso un recuerdo, o tantas otras sensaciones como las vividas al haberlo leído.
Se me vino entonces a la mente algo que hoy mismo leí: la opinión de Umberto Eco sobre la lectura en papel versus la lectura en la pantalla de la computadora. ..."Tenemos prueba de que los libros tendrán una larga vida, en la forma de volúmenes que fueron impresos hace más de 500 años y se encuentran aún en excelentes condiciones, así como pergaminos que han sobreviviodo durante 2.000 años. En contraste, no tenemos prueba de que un medio electrónico pueda persistir en la misma forma"... "Debemos recordar que, a lo largo del tiempo ha habido incontables ejemplos de innovaciones populares que amenazaron con reemplazar a sus predecesores, pero no lo lograron"... Entre otras cosas, finaliza diciendo: "quizá tenemos una diarquía: leer en papel y leer en pantallas, lo cual podría llevar a un incremento astronómico en el número de gente que aprenda a leer. Y eso, ciertamente, es progreso." Y ciertamente que lo es, y que no hay que negar eso como una realidad muy positiva (además de otras variadas ventajas). Pero yendo un poquito más allá, también se me hace imposible no pensar en la cantidad de personas en el mundo que no tiene acceso a una computadora, y mucho menos a bibliotecas electrónicas personales, que así me las represento son. Y la discusión sobre la muerte del libro me parece entonces una estupidez muy grande. Y también estupidez porque la sensación de tener un libro entre las manos es única, y le pertenece a él en sí mismo, en ése momento, en ése lugar. Ver a mis niños "ejercitando" su motricidad fina, pasando hojas por primera vez con sus pequeños deditos, ávidos de adentrarse en el mágico mundo que vislumbran en su librito... eso es bello. Imaginar a mi madre en su infancia leyendo en las noches escondida bajo las sábanas, alumbrada por sólo una vela... eso es mágico. Abrir un libro y encontrar en sus páginas que otras manos ya lo han acariciado...eso es único. Pensar en alguien, pensarle un libro, y regalárselo con gran afecto...eso es cariño. Leer un libro, despacio, tranquilos, bajo una tenue luz, o recostados, o bajo un árbol, o solitarios, o con nuestros seres queridos alrededor, en silencio, o con sonidos envolviendonós... eso es placer.

9 comentarios:

genetticca dijo...

Con el televisor también se pregonaba que desaparecerían los periodicos,y ya ves.
Yo personalmente prefiero los libros, leer en la pantalla suele cansarme la vista, por el reflejo y la insistencia en la fijación.
Internet va bien para las búsquedas, es rápido y eficaz.

Un saludo y gracias.

Lauri dijo...

Genetticca:
¡Gracias por comentar!
Estamos de acuerdo. Leer durante mucho tiempo seguido en la pantalla puede ser muy fastidioso para la vista y por la postura muy incómodo para la espalda.
¡Cariños!

Enrique Arias Valencia dijo...

Y sin embargo, yo veo a ambos, libro y ordenador, como frutos admirables del esfuerzo humano...

...y a ti, Lauri, te conocí en Internet.

¡Salud y muy inquieta alegría!

La abuela frescotona dijo...

tu lo dices, el libro es único e irremplasable, para mi también, muy interesante comentario dejo mi saludo

Lauri dijo...

Enrique:
Lo que decís es cierto... Y justamente creo que ambos tienen su espacio y ninguno está por encima del otro, al menos en lo que a literatura se refiere.
También es cierto que para tantos miles o millones de bloggers en el mundo, Internet y sus posibilidades han resultado una maravilla que nos permite comunicarnos a todos en tan sólo segundos.
¡Gracias por tu visita!

Abu:
Que sería de tanta gente si el libro desapareciera... Por suerte eso es imposible...
¡Mis cariños!

Fran dijo...

Yo también creo que leer libros en papel es mucho más agradable. Elegirlo entre otros en una estantería, reparar en su encuadernación, repasar sus páginas mirando las ilustraciones en papel. Y cuando lo has leído, si te ha gustado, lo guardas como un objeto casi de culto, querido. Por eso cuando vuelve a tus manos “al tocarlo” recuerdas...

No quiere decir que internet no tenga cosas buenas, como puede ser, efectivamente, conocer El Opinódromo de Lauri. Por cierto, escribe más, que nos gusta mucho.

Pero yo ya empiezo a resentirme de la vista por las pantallas.

Estrella Altair dijo...

Hola dulce amiga,gracias por volver a mi Mirada... me encanta.... y me gusta..

en cuanto a lo que dices estoy más que de acuerdo y si el libro es de esos viejos y de los que has comprado de segunda mano y entre sus hojas encuentras,un viejo poema de amor en folios amarillos por el paso del tiempo, o un recorte deperiodico, o una flor seca ya... por el tiempo.

ummmmmmm no sé.. es tan dulce.

me gusta.

un abrazo y un beso.. y no te demores tanto la proxima vez.

1600 Producciones dijo...

Sumar siempre es mejor, ambos son utilizados por mi... pero a la noche cuando le leo a mi hijo, sin dudas el papel es irremplazable.

Saludo y beso

Lauri dijo...

Estrella:
Que bueno que coincidamos...me encantan tus aportes, comparto 100%.
¡Nos seguimos viendo! Aunque desaparezca un tiempo, imposible que deje esto...
¡Cariños!

1600 Producciones:
Bien, sumar es mejor, sin dudas. Es que me pongo siempre del lado sentimental a la hora de evaluar o confrontar, y parezco cerrarme, pero adhiero a lo de sumar.
En cuanto a compartir con los niños... el lado sentimental gana,¡lejos!
Me alegro de que hayas vuelto a tu blog, siempre tan interesante, y de que pases por acá.
¡Un beso!